Especie:
Boa constrictor

Sinónimos:

Boa constrictor LINNAEUS 1758: 215
Constrictor formosissimus LAURENTI 1768: 107
Constrictor rex serpentum LAURENTI 1768: 107
Constrictor auspex LAURENTI 1768: 108
Constrictor diviniloquus LAURENTI 1768: 108
Boa constrictrix SCHNEIDER 1801: 247 (emendation)
Boa constrictor — BOULENGER 1893: 117
Boa constrictor — DUMÉRIL & BIBRON 1844: 507
Boa diviniloqua — DUMÉRIL & BIBRON 1844: 515
Boa diviniloquax — JAN 1864
Boa constrictor — BOULENGER 1893: 117
Boa diviniloqua — BOULENGER 1893: 118
Constrictor constrictor — MARTIN 1958
Boa constrictor – SCHWARTZ & HENDERSON 1991: 591
Boa constrictor — LINER 1994
Boa constrictor — STARACE 1998: 90
Boa constrictor — MCDIARMID, CAMPBELL & TOURÉ 1999: 183

Boa constrictor amarali STULL 1932
Constrictor constrictor amarali STULL 1932: 27
Boa constrictor amarili — FORCART 1951
Boa constrictor amarali — BINDER & LAMP 2007

Boa constrictor constrictor LINNAEUS 1758
Boa constrictor LINNAEUS 1758: 215
Boa constrictor constrictor — FORCART 1951
Boa constrictor constrictor — STIMSON 1969
Boa constrictor constrictor — BINDER & LAMP 2007

Boa constrictor imperator DAUDIN 1803
Boa imperator DAUDIN 1803: 150
Boa eques EYDOUX & SOULEYET 1842: 144
Boa imperator — DUMÉRIL & BIBRON 1844: 519
Boa eques — DUMÉRIL & BIBRON 1844: 521
Boa diviniloquax var. mexicana JAN 1863: 83
Boa imperator — JAN 1864
Boa eques — JAN 1864
Boa constrictor var. isthmica GARMAN 1883: 9
Boa imperator — BOULENGER 1893: 119
Boa mexicana — BOULENGER 1893: 119
Constrictor constrictor imperator — IHERING 1911: 8
Constrictor constrictor imperator — TAYLOR 1938: 489
Constrictor constrictor sigma SMITH 1943: 411
Boa constrictor imperator — FORCART 1951
Boa constrictor imperator — STIMSON 1969
Boa constrictor imperator — BINDER & LAMP 2007
Boa imperator — HYNKOVA et al. 2009

Boa constrictor longicauda PRICE & RUSSO 1991
Boa constrictor longicauda — BINDER & LAMP 2007

Boa constrictor nebulosa (LAZELL 1964)
Constrictor constrictor nebulosus LAZELL 1964
Boa constrictor nebulosa — BINDER & LAMP 2007
Boa nebulosa — BONNY 2007

Boa constrictor occidentalis PHILIPPI 1873
Boa occidentalis PHILIPPI 1873
Boa occidentalis - BOULENGER 1893: 118
Euncetes murinus BERG 1893 (nec LINNAEUS)
Constrictor constrictor occidentalis IHERING 1911: 321
Constrictor occidentalis - SERIÉ 1921
Boa constrictor occidentalis - FORCART 1951: 199
Boa constrictor occidentalis - CEI 1993
Boa constrictor occidentalis — BINDER & LAMP 2007
Boa constrictor occidentalis — HYNKOVA et al. 2009
Boa constrictor occidentalis — WINCHELL 2010

Boa constrictor orophias LINNAEUS 1758
Boa Orophias LINNAEUS 1758: 215
? Boa diviniloqua — TYLER 1850: 133
Boa diviniloqua — COPE 1893: 429
Boa diviniloqua — BOULENGER 1893: 118 (non LAURENTI 1768)
Constrictor constrictor orophias — AMARAL 1929: 142
Boa constrictor orophias — STIMSON 1969
Boa constrictor orophias — BINDER & LAMP 2007
Boa orophias — BONNY 2007

Boa constrictor ortonii COPE 1878
Boa ortonii COPE 1878: 35
Constrictor constrictor ortonii — SCHMIDT & WALKER 1943: 305
Boa constrictor ortonii — STIMSON 1969
Boa constrictor ortonii — BINDER & LAMP 2007
Boa constrictor ortonii — KOCH 2010
Constrictor constrictor sabogae — BARBOUR &

Boa constrictor sabogae (BARBOUR 1906)
Boa constrictor sabogae — BINDER & LAMP 2007
Epicrates sabogae BARBOUR 1906: 226 LOVERIDGE 1929: 139
Boa constrictor sabogae — FORCART 1951

BOA CONSTRICTORA

Mide generalmente entre dos y tres metros, llegando en forma excepcional a los cinco metros con sesenta centímetros de longitud.
El dibujo de las partes superiores es variable. Normalmente el color de fondo es gris y sobre éste se destacan grandes bandas transversales de color marrón-rojizo unidas entre sí por unas prolongaciones laterales que delimitan grandes áreas ovoides, las cuales se ensanchan hacia los extremos donde forman una mancha clara. En los flancos presenta amplias manchas pardas con el centro claro.
Posee una cabeza ancha y maciza.
Los ojos, relativamente pequeños, están dotados de pupila vertical.
El cuerpo es muy grande y está cubierto de escamas lisas y brillantes.
La boa es un miembro neotropical grande y no venenoso. Se distingue fácilmente de otras serpientes neotropicales por la siguiente combinación de características:

- escamas lisas y llamativas en 50 o más filas a la mitad del cuerpo.
- no tiene escamas grandes en forma de plato en los costados o en la parte superior de la cabeza y una marcada raya postorbital a cada lado de la cabeza.
- tiene manchas dorsales, cuadradas y oscuras en un fondo pardo claro o gris. Estas manchas son más marcadas en la parte anterior y tienden a formar bandas anchas e irregulares en la parte posterior del cuerpo y la cola.
- las boas jóvenes están marcadas con formas más brillantes que las adultas y en algunos individuos grandes, el color es más oscuro.
- presentan variaciones en su temperamento y en ocasiones son agresivas. Son de larga vida.

Habita en bosques, en la selva tropical, con terrenos abiertos donde haya matorrales y pequeños arbustos.
Se mantiene activo casi exclusivamente al atardecer y por la noche. En la mayor parte de su dispersión son crepusculares o nocturnos y generalmente, pueden mantener las temperaturas preferenciales sin asolearse.
Es sedentario y si no tiene hambre puede permanecer en el mismo sitio durante varios días.
Los adultos son semiarborícola y pasan en tierra mucho tiempo, por donde se desplazan con movimientos lentos.
Los ejemplares jóvenes son arborícolas y se alimentan, fundamentalmente, de reptiles y huevos de pájaros.
Los adultos cazan una gran variedad de lagartijas, aves y mamíferos así como aves de corral y perros. Reconocen a sus presas por señales visuales, térmicas y químicas, a las que atrapan con un movimiento rápido de la cabeza hacia adelante.
Las hembras son ovovivíparas, llegando a tener entre veinte y sesenta y cinco crías.
Se encuentra validado por ITIS "Integrated Taxonomic Information System".
Su área de distribución abarca una asombrosa extensión de ambientes, desde la orilla del mar hasta 1000 metros, incluyendo los bosques húmedo y seco, la sabana, la vegetación muy seca, achaparrada y espinosa y los campos cultivados de Centroamérica y Sudamérica; Méjico, Belice, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia, Venezuela, Guyana, Guayana Francesa, Surinam, Perú, Bolivia, Brasil, Paraguay y norte de Argentina.
Consta de diez subespecies.

Subespecies:

BOA BOLIVIANA

Boa constrictor amarali (STULL 1932)

Es uno de los de menor talla dentro del género. Los machos rara vez exceden el metro con setenta centímetros y la hembra los dos metros con cuarenta centímetros de longitud.
El dorso es de color tostado, marrón claro, marrón oscuro y hasta llega a ser gris plateado. Generalmente el color depende de la variación a la que pertenece, brasilera o boliviana. Generalmente la variación brasilera es de marrón tostado con manchas oscuras y la variación boliviana de color gris plateado con manchas oscuras. Las manchas que se montan en el dorso, son a veces muy estrechas, solamente de cuatro escamas de ancho. Llegando a la cola cambia el dibujo al característico de la especie, generalmente con manchas marrones casi circulares. Ventralmente es grisáceo con una gran cantidad de manchas o pecas oscuras. Las manchas de los jóvenes se definen más claramente y son más nítidas que las de los adultos.
El cuerpo muy robusto y potente.
Tiene un promedio de 232 escamas ventrales y 48 subcaudales.
Generalmente tiene el rabo corto y marrón, y esa es una característica distintiva. En ocasiones la cola es de color anaranjado.
El macho tiende a tener la cola más larga y más gruesa que la hembra y espuelas o espolones más grandes sobre los lados de la cloaca.
Es de costumbre tanto terrestre como arborícola.
Puede vivir en bosques tropicales, campos, o sobre sabanas. Prefiere las condiciones secas.
En estado silvestre se alimenta de lagartos, pájaros, y mamíferos. En el cautiverio, preferentemente, se alimenta de ratas, ratones y conejos. Matan su presa por la contracción.
Se puede desplazar tanto con ondulación lateral como rectilínea.
Tiene un promedio de vida de quince años.
La temporada de cópula es entre marzo y abril, cuando las hembras presentan la zona abdominal abultada por unos días. El período de gestación es de aproximadamente, cuatro meses. Después de ese período tiene entre siete y once crías.
Se encuentra validado por ITIS "Integrated Taxonomic Information System".
Su área de dispersión abarca sur de Brasil, este de Bolivia y Paraguay.

BOA CONSTRICTORA

Boa constrictor constrictor LINNAEUS 1758

Llega a medir hasta cuatro metros con veinte centímetros, pero lo común es entre tres y cuatro metros de longitud. Los machos son más pequeños que las hembras.
La coloración dorsal es muy variada predominando los fondos castaño claro, amarronado y gris oscuro. Presenta un patrón de 12 - 20 manchas grandes de forma alargada con sus puntas romas y de color amarillento o pardusco casi inmaculado. En la cola, las manchas adquieren un tono rojizo oscuro bordeado de negro y separadas por espacios amarillos. Esta característica es la que le suele dar el nombre de Boa de cola roja. Lateralmente, entre las manchas grandes, existen manchas pardo oscuras irregulares, separadas por interespacios amarillos angostos. El vientre es amarillento o blanquecino, con numerosos puntos oscuros irregulares.
La cabeza, romboidal, típica de la familia, se diferencia del cuerpo. Presenta el mismo color que las manchas dorsales y tres estrías negras longitudinales, una central y una a cada lado de la cara lateral. Los ojos son claros y se le ven las pupilas verticales típicas de los animales nocturnos. Está totalmente tapizada de pequeñas escamas. Presenta entre 19-23 placas supralabiales y 25-27 placas infralabiales. Los dientes maxilares y dentarios decrecen gradualmente de adelante hacia atrás.
El cuerpo es largo, robusto y fuerte como en todas las grandes constrictoras y con un ensanchamiento en el medio del cuerpo. Presenta entre 234-250 escamas ventrales y 48-55 subcaudales. La cola es prensil.
Es de hábitos terrestre y nocturno. En ocasiones trepa con comodidad a los árboles y arbustos.
Se alimenta de pequeños mamíferos, lagartos y passeriformes de diversas especies. Los ejemplares adultos de más edad atacan a los animales de ciertas dimensiones, como perros y cabritos.
El calificativo de constrictor encaja a la perfección con la técnica de este ofidio para matar a sus presas. Si las Subfamilias Crotalinae y los Viperinae envenenan a sus víctimas para que mueran antes de engullirlas y los Colubridae las engullen vivas, tanto Boinae como Pythoninae utilizan un método muy distinto. Con una brusca y rápida distensión del cuello, aferran por cualquier parte del cuerpo al animal que pasa cerca de ellos. Manteniéndolo agarrado con sus numerosos dientes, se arrollan alrededor de la víctima, forman uno o dos anillos y aprietan con tremenda fuerza. El animal apresado muere pronto si es de pequeña talla, y después de una lucha más o menos prolongada si está dotado de cierta potencia muscular. A cada exhalación de su respiración, éste estrecha más la presa. La muerte se produce por parálisis cardiaca, y por asfixia. En contra de otra creencia muy extendida, la presión del reptil no quiebra los huesos de la víctima para facilitar la ingestión. Cuando el animal ha muerto, afloja la presa, desenrolla los anillos y reconoce atentamente el cuerpo de la víctima con ayuda de la lengua, luego, procede a engullirla con lentitud, comenzando por la cabeza.
Habita exclusivamente en las regiones cálidas, en los bosques, entre los matorrales, lugares de vegetación exuberante, raíces de los árboles y otros escondrijos. En ocasiones se traslada hasta la vegetación de los pantanos.
En la naturaleza, suelen hibernar durante varias semanas en períodos de frío extremo; sin embargo, aquellos ejemplares que viven en zonas de bosque tropical con temperaturas moderadas todo el año no realizarán tal hibernación.
Es de reproducción vivípara. Los machos cuentan con los espolones queratinizados más desarrollados que las hembras, con éstos, realizan unos movimientos acariciando a la hembra e induciéndola a la cópula. Estos espolones son vestigios rudimentarios de la cintura pelviana y los fémures que sobresalen. Suelen ser fértiles a los 2 o 3 años, contando el macho con un porte de un metro con diez centímetros y las hembras un metro con ochenta centímetros de longitud. Si el macho, que a veces se muestra muy agresivo en el cortejo, es más grande que la hembra ésta podría sentirse cohibida y la copula podría no llevarse a cabo. Las crías nacen entre los dos o tres meses de su gestación. Las crías, entre 6 y 43 miden al nacer entre treinta y cuarenta centímetros de longitud.
Puede ser llamado de varias maneras según la zona donde habite; tragavenados, Macaurel, Boa, Jiboia.
Se encuentra validado por ITIS "Integrated Taxonomic Information System".
Se dispersa en casi toda América del sur llegando hasta el norte de Argentina donde es muy ocasional su presencia.

MAZACUATA

Boa constrictor imperator DAUDIN 1803

Especie de gran tamaño, pueden llegar a medir entre un metro con veinte centímetros y dos metros. Se citan ejemplares de tres metros o más de longitud.
Coloración del dorso variable de gris a café con 15 a 35 manchas obscuras (en ocasiones en forma de diamante), con escamas pequeñas y circulares; vientre blanco, amarillo o gris con manchas irregulares obscuras, con escamas transversales. Cabeza del mismo color que el dorso con una línea obscura desde la nariz a la nuca, lados de la cabeza con líneas complementarias en la loreal, subocular y postocular.
El cuerpo es robusto y cola corta.
Tiene un promedio de 243 escamas ventrales y 59 subcaudales.
La cabeza es de forma alargada y triangular, sin escamas grandes en el dorso de la cabeza, nariz entre la 2a o 3a escama nasal; patas vestigiales (espolón) presentes en ambos sexos pero más desarrollados en machos; pupila elíptica.
Son de hábitos diurnos y nocturnos, terrestres, arborícolas y carnívoras.
Especie inofensiva, aunque suele cazar mas bien durante la noche. Se alimenta de especies de sangre caliente aunque puede alimentarse de iguanas o de otras serpientes, prefiriendo los primeros, que pueden ser desde ratones hasta aves y otros animales de mediano tamaño, los cuales mata por constricción.
Son ovovivíparas, es muy frecuente verlos durante la época de lluvias, debido a la época de reproducción. Los nacimiento se efectúan en verano, y el tamaño de la camada varía entre 23 y 40 crías.
Preferentemente se le encuentra en las tierras calientes, encontrándosele también en lugares altos y templados, viven en cuevas, en troncos huecos o en los agujeros de las rocas.
Habitan en la selva baja caducifolia y bosques húmedos.
Son especies poco abundante y amenazada. Los usos potenciales son, la piel utilizada en la industria peletera; como mascotas, alimentación y como control biológico de plagas.
Se encuentra validado por ITIS "Integrated Taxonomic Information System".
Esta especie se distribuye desde Yucatán, sureste de Méjico, Belice, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

BOA TUMBES

Boa constrictor longicauda PRICE & RUSSO 1991

Una hembra adulta puede alcanzar los tres metros de longitud.
La coloración dorsal va desde el dorado hasta el marrón claro. Todo el cuerpo está cubierto por grandes ocelos dorados que, en forma longitudinal llegan desde la cabeza a la zona del rabo. El rabo presenta manchas doradas, que se encuentran sobre todos los especímenes.
Presenta llamativas marcas en la cabeza, sobresaliendo la banda negra o gris oscuro que va desde la punta del hocico hasta el cuello pasando sobre los ojos. Otra marca importante es una en forma de flecha sobre la cabeza que va desde el medio del hocico hasta atrás del cuello pasando entre los ojos. De acuerdo a lo descrito por Price y Russo estas marcas en la cabeza hacen recordar a las marcas de guerra de los aborígenes. No existe otra subespecie con esta tan clara y peculiar marca.
Es uno de los más hermosos de la especie Boa
Price y Russo, afirman que es la subespecie con el rabo más largo, dato corroborado Philippe de Vosjoli, un experto y entusiasta de estas subespecies.
Fue descrito por primera vez en 1991.
Se encuentra validado por ITIS "Integrated Taxonomic Information System".
Vive exclusivamente en la provincia peruana de Tumbes, en el norte de Perú, donde crece la única selva tropical costera del país.

BOA CONSTRICTORA MEJICANA

Boa constrictor mexicana JAN 1863

Su área de dispersión abarca la zona central y meridional de Méjico.

Comntario:
No reconocida para Méjico como subespecie por Ernest A. Liner. 2007

BOA CONSTRICTORA DOMINICANA

Boa constrictor nebulosa (LAZELL 1964)

Se encuentra validado por ITIS "Integrated Taxonomic Information System".
Su área de dispersión abarca las Antillas Menores, República Dominicana.

BOA DE LAS VIZCACHERAS

Boa constrictor occidentalis PHILIPPI 1873

Conocida como Lampalagua o Ampalagua.
Alcanza una longitud de dos metros con cincuenta centímetros, con un diámetro entre diez y quince centímetros.
El cuerpo es robusto y grueso, cilíndrico o débilmente comprimido. Está cubierto por escamas pequeñas y lisas. Las dorsales son pequeñas y aumentan de tamaño hacia los flancos. Hay entre 227-258 escamas ventrales y entre 35-58 escamas subcaudales. La cola es corta, roma y más o menos prensil.
La cabeza es chica, diferenciada del cuello y está cubierta por escamas redondeadas, irregulares y de tamaño variable, en general, pequeñas. Las loreales y supraoculares suelen ser más grandes. La placa rostral es casi cuadrada. Hay entre diecinueve y veintitrés placas supralabiales y entre veinticinco y veintisiete placas infralabiales.
Los dientes maxilares y dentarios decrecen gradualmente de adelante hacia atrás.
Los ojos, relativamente pequeños, tienen pupila vertical.
Vive en regiones poco húmedas, semiáridas y áridas. Encuentra un ambiente propicio para desarrollarse en los bosques de quebracho colorado y blanco, en pastizales y también en ambientes salinos de la región chaqueña.
Es un buen nadador, pero no suele asociarse con el agua. Sus hábitos son terrestres.
Se refugia en grietas, huecos naturales o cuevas de roedores, como la de vizcacha, que resulta además su alimento predilecto y por eso le valió el nombre con que se lo conoce popularmente.
Como todas las serpientes carece de patas, aunque posee las dos púas, uñas o espolones ventrales que le flanquean la cloaca como prolongación de la cintura pelviana.
Para su locomoción usa las placas ventrales, asociada cada una de ellas a una vértebra y a un par de costillas. Se apoyan en las irregularidades del terreno y la ondulación del espinazo permite el avance rectilíneo o sinuoso del larguísimo cuerpo.
Se mueve lenta y pesadamente. Para treparse a los árboles anilla el cuerpo alrededor del tronco y utiliza la cola, más o menos prensil.
La facilidad con que su piel manchada, de tonalidades marrones y blancas, se confunde con el terreno, el silencio que rodea sus desplazamientos y la notable seguridad y brío de su ataque lo convierte en un enemigo implacable.
Es carnívoro. Se alimenta especialmente de roedores, vizcachas, cuises, tucu-tucus y ratones de campo, pero también ataca aves como gallinas, perdices y pichones de varias especies.
En cautiverio acepta lauchas, ratas, cobayos, palomas y pollos.
Para rastrear a las presas cuenta fundamentalmente con su lengua bífida y vibrátil.
Por lo general sale a cazar al caer el sol o de noche, pero no es raro verlo en actividad durante el día.
Carece de veneno. Sus dientes sólidos son incapaces de inocular ponzoña, pero son poderosos, y como se curvan en gancho hacia atrás producen gravísimos desgarros en sus víctimas. El arma más notable es la poderosa musculatura de su largo cuerpo. Cuando la presa es pequeña bastan los dientes y de inmediato comienza la ingestión, con el movimiento alternado de cada hemimandíbula. En cambio cuando la presa es grande aparece un comportamiento típico, el constrictor. Con las fauces abiertas muerde y sujeta a la presa con sus dientes, luego la envuelve con su cuerpo. Avanzando poco a poco va estrechando los anillos y apretando a la víctima hasta que se produce la muerte. Entonces se desenrosca y comienza a ingerirla comenzando por la cabeza para evitar que los pelos o las plumas entorpezcan la deglución. Sigue una ingestión lenta. La gran masa de alimento ingerida tarda a veces una semana en ser disuelta por los poderosos jugos gástricos.
La poderosa musculatura y su tamaño la convierten en una presa difícil. El puma, el hurón mayor, el hurón menor, el gato montés, el gato eyra y el zorro de las pampas son sus enemigos naturales.
Carece, como todas las serpientes, de cuerdas vocales. Mudo y silencioso, los sonidos no son su forma de comunicación. En ocasiones, mediante la eliminación brusca de aire de sus pulmones, cuando es molestado, durante el cortejo o cuando siente miedo, la boa bufa.
Los hábitos crepusculares y nocturnos le evitan los rigores del mediodía, y la hibernación la ayuda a soportar el frío. Como vive en zonas templadas debe afrontar inviernos de temperaturas bajas. A partir de los meses de abril o mayo busca el refugio de cuevas abandonadas, grietas o huecos donde aletargarse hasta la llegada de la primavera.
Es solitario y el encuentro entre los ejemplares sólo se produce en la época de reproducción. Macho y hembra se unen entre los meses de noviembre a marzo.
El macho inspecciona la piel de la hembra con rápidos y frecuentes lengüetazos. Con las uñas o espolones del vientre le recorre los flancos, deslizándose una y otra vez a lo largo de su cuerpo, estimulándola sexualmente.
Entre ciento veinte y ciento ochenta días después de la cópula, nacen las crías. Son ovovivíparos. Las crías ya nacidas conservan el cordón y la bolsita vitelina en la parte ventral durante un tiempo.
Tiene entre seis y treinta crías. La madre ayuda a las mismas a desembarazarse de la bolsa prenatal. Éstas miden entre treinta y nueve y cincuenta centímetros y pesan entre setenta y ochenta y cinco gramos.
Son más claros que los adultos y su coloración general es castaño-amarillento. Manchas dorsales blancas, romboides o cuadrangulares van desde el cuello a la cola. Poseen manchas laterodorsales en serie casi continua en forma hexágonotrapezoidal.
Los ojos suelen ser salientes y globosos.
Todos tienen espolones bien marcados.
Agresivos, más que los adultos, las crías desarrollan de inmediato su comportamiento de ataque. Pronto son capaces de matar una presa pequeña entre sus anillos.
Quince días después hacen su primera muda.
Se encuentra validado por ITIS "Integrated Taxonomic Information System".
Es una especie característicamente Argentina y tiene en el territorio una distribución sumamente amplia: se lo encuentra en las provincias de Jujuy, Salta, Catamarca, La Rioja, Tucumán, Santiago del Estero, Formosa, Chaco, San Juan, San Luis, Mendoza, Córdoba, Santa Fe, La Pampa y es probable que antiguamente llegase hasta la provincia de Buenos Aires. Habita también el sur de Paraguay.

BOA CONSTRICTORA DE SANTO DOMINGO

Boa constrictor orophias LINNAEUS 1758

Se encuentra validado por ITIS "Integrated Taxonomic Information System".
Su área de dispersión comprende la isla de Santo Domingo, República Dominicana.

MACANCHE

Boa constrictor ortonii COPE 1877

El espécimen más grande recogido fue una hembra que midió dos metros con setenta centímetros. Nativos presentaron la piel de un espécimen muerto que medía tres metros con treinta centímetros de longitud.
Debe competir por su alimento, consistente en roedores, ardillas, aves de corral, lagartos, ranas e iguanas con la especie Epicrates cenchria.
Su hábitat son los troncos caídos en las zonas montañosas.
En el invierno soporta temperaturas muy bajas entre - 8ºC y 17ºC. Durante este período se ponen muy delgadas. Además en verano soportan menos de 65% de humedad que es el menor entre las boas.
Se encuentra en peligro de extinción.
Se encuentra validado por ITIS "Integrated Taxonomic Information System".
Su área de dispersión desde el sur de la provincia Tumbes a las regiones montañosas de La Libertad, en el límite con Cajamarca, zona noreste de Perú.

BOA CONSTRICTORA DE PANAMÁ

Boa constrictor sabogae (BARBOUR 1906)

Llega a medir, de acuerdo a pocos registros, un metro con ochenta centímetros de longitud.
Tiene un promedio de 243 escamas ventrales y 68 subcaudales.
Es dudosa la presencia de cualquier población saludable en área de distribución.
Debido a que los nativos de la isla matan a toda serpiente que encuentran, la mayoría de los sobrevivientes no llegan a la madurez sexual. Además la isla fue devastada recientemente por un incendio natura. Otra causa es la destrucción del hábitat natural provocado por la instalación de una planta procesadora de pescado.
Se cree que en la isla solamente hay únicamente diecisiete especímenes.
Se encuentra validado por ITIS "Integrated Taxonomic Information System".
Se dispersa por Isla de Perla y Cha de Mar, Taboga y Taboguilla, Panamá.

http://www.boa-constrictors.com/com/com.html

Comentario:
Boa constrictor melanogaster (Langhammer 1983). Se encuentra validado por ITIS "Integrated Taxonomic Information System".

Boa constrictor sigma (controveertida subespecie)
No se encuentra validada como subespecie para Méjico por Ernest A. Liner. 2007

Índice

COLABORE PARA MEJORAR LA PÁGINA.
ENVÍE DESCRIPCIONES DE SERPIENTES.
ESCANEE O FOTOGRAFÍE ARTÍCULOS SOBRE LAS DIFERENTES ESPECIES.
RECUERDE ENVIAR TAMBIÉN INFORMACIÓN SOBRE LA BIBLIOGRAFÍA UTILIZADA.
contacto

A Género

A Subfamilia

A Familia

Arriba