Enciclopedia Virtual de las Serpientes
Género Crotalus

 

Crotalus viene del griego crotalon que quiere decir cascabel o campana pequeña.
Se les llama, a veces, Víboras de fosa, porque poseen una aguda sensibilidad al calor localizada en una foseta loreal entre las narinas y los ojos, que los capacitan para localizar sus presas por la noche, incluso en oscuridad total pueden detectar y atacar con precisión objetos sólo una fracción de grado más cálido que la del ambiente.
Todos son ovovivíparos. En el sur de USA., tienen una puesta cada año, al norte, pasan dos años para que los embriones estén a punto para nacer.
Los adultos sexualmente maduros se aparean en la primavera, poco después de salir del letargo invernal, y pueden volverse a aparear en otoño.
El hecho que los espermatozoos del macho puedan conservarse vivos en los tejidos del oviducto de la hembra (lo mismo que en otros ofidios), hace que sea posible la parición de sucesivas camadas en cautividad, después de haber separado los machos de las hembras. El número de las crías varía según el tamaño de la madre, desde un máximo conocido de sesenta.
Como es natural, existe una gran diversidad en los hábitos alimenticios de las diversas especies de Víboras de cascabel. Se extienden desde Saskatchewan, Canadá, América del Norte, hasta Argentina en el sur de América el Sur.
Las presas de sangre caliente constituyen el alimento más corriente de todas las grandes especies, y cualquier clase de mamífero o ave de tamaño adecuado que habite en la región es susceptible de ser atacado. Las especies más pequeñas devoran una proporción mucho mayor de lagartos, también algunas ranas y salamandras. Estas últimas son principalmente consumidas por las Massasaugas y Pigmeas de cascabel, del género Sistrurus. Los mamíferos, incluso del tamaño de un conejo de rabo de algodón o de una liebre americana de desarrollo medio, son presas más frecuentes que las aves.
La locomoción de las Víboras de cascabel se realiza, al principio, en los ejemplares jóvenes de la mayor parte de las especies, por medio de la ondulación lateral (u horizontal) típica de la mayoría de las serpientes, y todas las de Cascabel emplean este modo de avanzar. Los adultos de cuerpo pesado de las especies mayores adoptan el sistema de movimiento rectilíneo, según el cual los músculos estiran hacia delante la piel y los bordes libres de las escamas ventrales proporcionan el apoyo sobre el suelo, necesario para el avance hacia delante. Este método de locomoción deja sobre la arena o el polvo una huella prácticamente recta. Otra forma, más complicada en el avance, "Sidewinding”, que va avanzando en dirección oblicua con relación a la que parece desplazarse, dejando una rara huella. Cuando repta de lado, levanta del suelo bucles de su cuerpo dejando los característicos trazos en forma de barra. Este método evita que la serpiente se resbale por las dunas.
El tamaño de una Víbora de cascabel tiene verdadera importancia en caso de picadura o mordedura, ya que la dosis de veneno y la profundidad a que ha sido inyectado son fundamentalmente proporcionales al tamaño de la serpiente. La tabla de Klauber de tamaños de ofidios incluye su tamaño medio al nacer, el de la menor hembra grávida, el de un macho adulto grande (el mayor de un grupo de cien), el mayor ejemplar medido y la mayor longitud que se cree cierta.
Ya se ha citado el hecho que, las serpientes, carecen de un sentido normal del oído. Han efectuado experimentos para determinar que no oyen, especialmente con Víboras de cascabel, cuya respuesta usual a cualquier estímulo potente consiste en hacer sonar el cascabel, o en sacar la lengua, o en ambas cosas al mismo tiempo. En el curso de una serie de experimentos que se han realizado, se produjeron sonidos de cuarenta y tres a mil trescientos setenta y seis ciclos por segundo utilizando un receptor telefónico a una altura de unos treinta centímetros por encima de la cabeza de la serpiente, en una jaula cubierta por un trapo negro. Los sonidos fueron de tal intensidad que podían ser oídos por un ser humano a una distancia de cien metros. La serpiente no respondió, excepto cuando las frecuencias inferiores ocasionaron la vibración del suelo de la jaula.
Experimentos realizados con la visión de las Víboras de cascabel, cuyos resultados son también aplicables a todas las serpientes de ojos de tamaño semejante, indican que aquellos ofidios pueden distinguir los movimientos de un objeto a una distancia de cinco metros. La ausencia de párpados, la verticalidad de las pupilas, y la escama supraocular que sobresale horizontalmente, dan a los ojos de la Víbora de fosa un aspecto peculiar, al que con frecuencia se califica de "siniestro". En realidad, los ojos de las serpientes no expresan nada, pues tienen el mismo aspecto cuando está durmiendo, cuando se aproxima a su alimento, o cuando está enfurecido por la proximidad de algún enemigo.
Una de las características distintivas y principales de este género en la presencia de un apéndice córneo en la punta de la cola: el crótalo o cascabel.
Se encuentra validada por ITIS "Integrated Taxonomic Information System".
Presenta doce especies.

Especies:

Crotalus abyssus
Crotalus caliginis
Crotalus cerberus
Crotalus concolor

Crotalus durissus
Crotalus helleri
Crotalus horridus
Crotalus lutosus
Crotalus oreganus
Crotalus scutulatus
Crotalus vegrandis
Crotalus viridis
Índice

COLABORE PARA MEJORAR LA PÁGINA.
ENVÍE DESCRIPCIONES DE SERPIENTES.
ESCANEE O FOTOGRAFÍE ARTÍCULOS SOBRE LA
S DIFERENTES ESPECIES.
RECUERDE ENVIAR TAMBIÉN INFORMACIÓN SOBRE
LA BIBLIOGRAFÍA UTILIZADA.
Contacto

Restructuración Crotalus - Sistrurus

A Subfamilia

A Familia

Arriba

EMBL Reptile Database
Global Biodiversity Information Facility
Integrated Taxonomic Information System
Nomenclator Zoologicus
Beta Uniprot Taxonomy