Enciclopedia Virtual de las Serpientes
Género Micrurus
Wagler, 1824
Taxonomy ID 8634

Las especies y subespecies que integran este grupo son numerosísimas.
Miden desde cuarenta centímetros a un metro con cincuenta centímetros de longitud.
La coloración es típica; rojo, amarillo (o blanco), y los anillos negros. Éstos, en ocasiones, se encuentran de a tres y forman las tríadas que distinguen a algunas especies de micrurus. Distinguiendo las especies individuales es frecuentemente más bien difícil. En algunas especies puede faltar algún color.
Sus glándulas elaboran un activísimo veneno de tipo neurotóxico, pero en realidad producen pocos accidentes por su carácter tímido y pacífico.
Al morder, no sueltan la presa con rapidez. Se toman su tiempo para que el veneno fluya por el surco de sus dientes inoculadores. Poseen dientes pequeños y maxilar rígido.
Casi todas las Víboras de coral en libertad son ofiófagas, se alimentan de otros Ofidios de menor tamaño, en busca de los cuales suelen llegar a enterrarse. Es frecuente que lleguen al canibalismo, consumiendo ejemplares de su misma especie. En algunos casos incluyen en su dieta saurios y hasta anguilas. Suelen concurrir a los hormigueros de hormigas negras donde escarban en busca de pequeños Ofidios que habitualmente van allí para alimentarse con estos insectos.
En cautiverio es posible acostumbrarlos al consumo de pequeños anfibios e incluso de lauchas lactantes.
Después de ingerir la primera presa, está listo para la segunda.
A pesar de poseer un arma mortal, el veneno que inyecta con su mordedura, las corales son generalmente mansos y tímidos. No suelen atacar al hombre ni a los animales de mayor tamaño que ellos, y trata de huir ante presencias de extraños. La abertura de su boca y el largo de sus colmillos normalmente no le permiten morder los miembros inferiores del hombre.
Son bastante infrecuentes los accidentes ocasionados por estos Ofidios.
Las Corales se aprestan al ataque sólo cuando se los molesta y excita insistentemente. En esos casos clavan los colmillos y mantienen firmemente el mordisco hasta haber traspasado el veneno a su víctima.
Poseen un potente veneno de acción neurotóxica que actúa sobre el sistema nervioso central. La víctima presenta en pocos instantes (entre cinco y treinta minutos) los síntomas del envenenamiento.
Si no se aplica el contraveneno a tiempo, la víctima presenta adormecimiento, angustia, contracción faríngea y dificultades para tragar. Más adelante hay parálisis completa. Aún cuando la sensibilidad está intacta y la conciencia lúcida, la asfixia progresiva precipita la muerte en un proceso similar al que ocurre por intoxicación con curare.
El suero antiofídico específico, único remedio realmente efectivo, sólo neutraliza la acción del veneno pero no cura los disturbios funcionales que hayan podido quedar de acuerdo al tiempo de permanencia del veneno en el cuerpo.
Si deben enfrentar a un enemigo peligroso y no pueden huir y esconderse, las corales adoptan una curiosa táctica de combate. Ocultan la cabeza entre los anillos que forman con el cuerpo y yerguen la cola enrollando su extremo en forma de bucle, simulando una cabeza. Incluso adoptan actitudes agresivas con esta simulada cabeza meneándola en forma amenazadora, para distraer la atención hacia la cola mientras la verdadera cabeza puede surgir sorpresivamente para morder al enemigo.
Es el olfato el único sentido que guía a los machos hacia las hembras de su misma especie. Éstas exhalan en la época del celo unas sustancias odoríferas (las feromonas) que contribuyen a mantener el apareamiento específico entre ejemplares de una misma especie, evitando la cópula con representantes de otras de similar apariencia.
Una vez fecundada, la hembra deposita sus huevos en huecos del suelo protegidos por piedras, cavidades de troncos caídos o incluso dentro de los hormigueros de hormigas negras.
Las Corales son ovíparos. Los huevos son incubados fuera del cuerpo materno. El calor del sol y la fermentación de las materias orgánicas donde reposan se encargan de la incubación ya que la hembra se desentiende por completo de ellos.
La postura puede oscilar entre tres y siete huevos, tienen cáscara blanca y de textura apergaminada. El período de incubación no es constante, ya que depende del grado de temperatura y otras condiciones climáticas, pero se puede estimar en ochenta días.
El embrión rompe el huevo con el diente afilado que posee para esa función en la parte anterior de la mandíbula superior y que pierde inmediatamente después que nació.
El viborezno presenta la misma coloración característica de sus padres y nace con el aparato venenoso completo, pudiendo producir con su mordedura accidentes a otros animales desde sus primeros momentos de vida.
Se encuentra validada por ITIS "Integrated Taxonomic Information System".
Se distribuyen básicamente por toda América, salvo algunas partes cordilleranas de algunos países. Desde EE.UU. hasta casi los 40° lat. Sur en Argentina.
Presenta ochenta, algunas de ellas con varias subespecies.

Especies:

Micrurus albicinctus
Micrurus alleni

Micrurus altirostris
Micrurus ancoralis
Micrurus annellatus
Micrurus averyi
Micrurus baliocoryphus
Micrurus bernadi
Micrurus bocourti
Micrurus bogerti
Micrurus brasiliensis
Micrurus browni
Micrurus camilae
Micrurus catamayensis
Micrurus circinalis
Micrurus clarki
Micrurus collaris
Micrurus corallinus
Micrurus decoratus
Micrurus diana
Micrurus diastema
Micrurus dissoleucus
Micrurus distans
Micrurus dumerilii
Micrurus elegans
Micrurus ephippifer

Micrurus filiformis
Micrurus frontalis
Micrurus frontifasciatus

Micrurus fulvius

Micrurus hemprichii

Micrurus hippocrepis
Micrurus ibiboboca
Micrurus isozonus
Micrurus langsdorffi
Micrurus laticollaris
Micrurus latifasciatus
Micrurus lemniscatus

Micrurus limbatus

Micrurus margaritiferus

Micrurus medemi
Micrurus meridensis
Micrurus mertensi
Micrurus mipartitus
Micrurus mosquitensis
Micrurus multifasciatus
Micrurus multiscutatus
Micrurus narduccii
Micrurus nattereri
Micrurus nebularis
Micrurus nigrocinctus
Micrurus obscurus
Micrurus oligoanellatus

Micrurus ornatissimus
Micrurus pacaraimae

Micrurus pachecogili

Micrurus paraensis
Micrurus peruvianus
Micrurus petersi
Micrurus proximans
Micrurus psyches
Micrurus putumayensis
Micrurus pyrrhocryptus
Micrurus remotus
Micrurus renjifoi
Micrurus ruatanus
Micrurus sangilensis
Micrurus scutiventris
Micrurus serranus
Micrurus silviae
Micrurus spixii
Micrurus spurelli
Micrurus steindachneri
Micrurus stewarti
Micrurus stuarti
Micrurus surinamensis
Micrurus tamaulipensis
Micrurus tener
Micrurus tricolor
Micrurus tschudii

Índice
Foto

COLABORE PARA MEJORAR LA PÁGINA.
ENVÍE DESCRIPCIONES DE SERPIENTES.
ESCANEE O FOTOGRAFÍE ARTÍCULOS SOBRE LAS DIFERENTES ESPECIES.
RECUERDE ENVIAR TAMBIÉN INFORMACIÓN SOBRE LA BIBLIOGRAFÍA UTILIZADA.
contacto

A Familia

Página principal

Arriba

EMBL Reptile Database
Global Biodiversity Information Facility
Integrated Taxonomic Information System
Nomenclator Zoologicus
Beta Uniprot Taxonomy